domingo, 27 de mayo de 2012

Paseo por las Lagunas de Ruidera.

Este domingo queríamos hacer por primera vez en mucho tiempo una ruta de las de terminar a comer en casa y no irnos para todo el día como llevamos haciendo ya varios meses cada domingo.

Además habíamos pensado dedicar un buen rato a parar y hacer vídeos con la Gopro para editar un vídeo entretenido y pensamos que un paisaje bonito y relativamente cerca es Ruidera.

Llegamos a Ruidera con la ilusión de estrenar el traje de los 10.000 del Soplao, David ya se lo había puesto para la nocturna pero fue como nuestro estreno oficial en una ruta juntos.

Bajamos las bicis y comenzamos pronto sin una ruta definida, la idea era hacer una ruta corta de unos 30 kilómetros y pasar por algún sitio bonito para grabar un vídeo, pasar por algún río, que se viera el agua, distintas lagunas, etc...

Nada más salir David se dio cuenta de que se había traído la gopro sin batería, y yo con la mía pero sin la batería de reserva para dejarle una y así ir con las dos cámaras.

Me dijo David que no quería subir por donde otra vez y que quería avanzar paralelo a las lagunas y el motivo era para llegar cuando antes a un río que ya hemos pasado otra vez montados para hacer fotos salpicando.

Llegamos y dedicamos un buen rato a pasar en todas las direcciones.

Saqué el mango alargador de la cámara para no tener que mojarme y grabé a David pasando de un lado para otro, desde abajo, desde arriba, lento, deprisa, y luego él a mi, finalmente se nos ocurrió colocar la cámara apoyada en unas ramas y pasar los dos juntos, primero en un sentido, luego en otro,...

En una ocasión pasó un grupo que habíamos adelantado nada más empezar y escondimos la cámara para que no vieran que estábamos perdiendo el tiempo pero se notaba lo que estábamos haciendo y alguno comentó algo sobre los vídeos.

Cuando pasábamos deprisa y uno por el agua salpicábamos mucho y nos mojábamos pero cuando pasábamos los dos nos empapábamos el uno al otro, hubo un momento en el que estábamos tan mojados que ya daba igual los salpicones, directamente metíamos los pies en el agua para colocar bien la cámara o para limpiar el objetivo de salpicaduras.

Desde aquí nos fuimos dirección a la Cruz que hay entre Las Mulas y San Pedro, una subida que cada vez que la intentamos sin ruta nos confundimos y terminamos en otro sitio sin salida, teniendo que dar la vuelta para ir en dirección correcta. Pero antes nos ocurrieron dos detalles.

Primero que en una ocasión iba yo el primero grabando para atrás a David, aunque luego me di cuenta que se había parado y no estaba allí, cuando vi una serpiente de un metro y medio en mitad del camino, me dio la impresión de estar viva y la intenté esquivar pero al pasar a su altura salí corriendo dirección a la cuneta. La cuneta tenía un metro de profundo, luego un metro de subida y se metió en unos matorrales. Entonces me atreví a parar pero asustado de lo rápido que se había movido.

Hacía un año me reía yo de los que decían que las serpientes corrían mucho, pero aquella debía de estar medio muerta esta sin embargo se movía como el rayo.


El caso es que cuando llegó David y le conté lo de la serpiente no se lo creía y estuve tirando desde lejos unas piedras a los matorrales para ver si se movía o salía de su escondite, pero ninguno nos atrevíamos a acercarnos y menos con las cales en mitad de un barranco y viendo lo rápido que se había movido la serpiente.

Entonces vi un lagarto junto a los matorrales y le dije a David que se había escondido por donde estaba el lagarto, me decía que tampoco veía ningún lagarto y le dije... "mira donde cae la piedra que voy a tirar y cuando caiga se moverá un lagarto", con la mala suerte de que tuve muy buena puntería, tirando una piedra gorda para arriba estilo lanzamiento de petanca cayó sobre el pobre lagarto que no tenía culpa y realmente yo no quería hacer daño. La de bichos que vimos, lagartigas, conejos, la serpiente, ... toda una fauna.

Después de descansar en la zona de las tinajas estilo tiendas tipi indias hicimos otro simulacro de vídeo con derrape incluido pero yo no me atreví por no controlar bien la bici y grabé a David bajando y atravesando la bici en mitad del camino para descender por otro sitio.

Finalmente llegamos a la zona de la cruz, donde queríamos subir para seguir grabando desde arriba pero yendo David el primero frenó en seco mientras le escuchaba "quejarse" de todo lo imaginable. Había vuelto a pinchar. Yo no quería reírme para no cabrearle más pero es que siempre pincha el mismo.

Lo primero es lo primero, comprobar que tengo cobertura en el móvil para dejar constancia pública de la mala suerte con los pinchazos y luego ya si es necesario se ayuda. Unas risas, unos comentarios sarcásticos de los que hacen gracia solo al que no pincha y empieza a desmontar.

Al desmontar la rueda comprobamos que tenía toda la cubierta por dentro llena del líquido verde de la slime que lleva puesta, y luego yo observé que no era un pinchazo, fue un llantazo que le produjo un pellizco en la cubierta y la reventó por dentro. No hay ruta que hagamos en la que terminemos sin que nos ocurra algo nuevo.

Perdimos otro rato y ya sin ganar de seguir grabando y fotografiando nos volvimos para el coche bajando por una trialera que dependiendo del día me parece más fácil o difícil, creo que después de las bajadas de El Soplao es normal que hoy me pareciera fácil, otras veces bajo mucho más acobardado entre las piedras.

Ahora estoy intentado practicar a llevar las ruedas con presión de aire, la desventaja es que voy a ir más "pesado" al llevar la rueda más hundida y aplastado y la ventaja es que voy a ir más seguro al tener más agarre y botar menos entre las piedras, también al ir menos inflada el riesgo de llantazo como le ha pasado a David es mayor, yo es prácticamante imposible que de un golpe por ir sobre un balón pero en todas las curvas o caídas voy sin control.

Bajamos a la carretera y nos fuimos hasta el coche que habíamos dejado en el aparcamiento del Hundimiento.

Montamos las bicis en el coche y nos volvimos a casa pensando en su habrían salido bien las fotos o no, como la cámara no tiene pantalla hasta que no llegamos a casa no sabemos que tipo de foto hemos hecho, si la luz, la contraluz, el enfoque, ... todo queda un poco al azar.

El cachondeo del día es que yo además estrené un bote de herramientas que me he comprado nuevo, en realidad mi primera intención era utilizarlo para más cosas pero es tan pequeño que no merece casi la pena llevarlo.

Como en mi bici solo puedo llevar un bote de agua y debajo del sillín ya llevo una pequeña bolsa con lo poco que cabe me tuve que ingeniar algo para poner un segundo soporte para un segundo bote de bebida o de lo que quiera. El ingenio fue comprar un cacharro que se pone y se quita en segundos y sujeta bastante bien y fuerte, respecto al botellero estoy contento con la adquisición, no hace bonito a la bici pero para rutas largas en las que necesitas agua viene muy bien, o si no quieres llevar mochila. Pero el bote que me compré es una castaña. Cabe una cámara de repuesto y ya está, ni herramientas ni nada, y mi intención era aprovechar y meter más cosas, la batería de reserva de GPS y Gopro, parches, una barrita de comida, etc. algo más que una cámara y ya está.

Aquí fue en donde atacó David a mis risas de sus pinchazos, se pasó todo el día metiéndose con mi "mierdaBote" y el colofón vino la única vez que en un salto se me cayó al suelo. Solo fue contrarrestado cuando pinchó y le dije que le dejaba mi cámara de reserva si él mismo la sacaba de mi "maravillosoBote" que tenía en mi bici.

Fue un día corto de bici pero como siempre lleno de aventuras y de risas que nos sirvió para vestirnos juntos con el traje nuevo que se ha convertido en mi favorito con los pantalones negros con raya blanca que me compré a juego.

7 comentarios:

El Silent dijo...

yo también tengo "Lamierdabote" jajaja, y como tu dices, me entra una cámara de repuesto y 2 desmontables, pero bueno, en la bolsa de detrás llevo alicates,llave inglesa, destornilladores, llaves allen, navaja y hasta una luz.. y como mi bici lleva para llevar un segundo bidón, lo llevaba siempre ahí, pero ahora con los calores he preferido ponerme otro bote de agua y llevar "Lamierdabote" en la mochila

Rutasporalcázar dijo...

Las fotos han quedado muy muy bien

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

Si fuera un poco más grande o además de la cámara me entrara alguna otra cosa me gustaría, pero se queda muy pequeño.

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

Gracias, con la Gopro nunca sabes si lo estás haciendo bien o no hasta que llegas a casa.

Requiere algo de pericia y de suerte hacer una buena foto con una cámara sin visor y sin zoom, algo así como las cámaras de hace 25 o 30 años de carrete cuando las llevabas a revelar y no sabía que te ibas a encontrar.

luis dijo...

25 o 30 años? Todavía queda gente que las usa. Y a mucha honra!!!

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

Si eres un amigo Luis aficionado a la fotografía que conozco... un fuerte abrazo.

Y yo pensaba que ya no vendían carretes.

luis dijo...

Otro para ti.

No solo siguen vendiendo sino que parece ser el consumo se está incrementando.

Pd. Veo que os habeis convertido en unos auténticos maquinones. Enhorabuena.