domingo, 22 de enero de 2012

Averías y Trialeras en Criptana

Por la noche ya le había explicado a David lo que me sucedía pero no eran horas de ponerse a arreglar la bici así que pensando que Bike Friend habían quedado a las 09:00h. quedamos nosotros a las 8:15h. para arreglar la rueda frenada y juntarnos con ellos.

Pero al llegar al taller se complicó la forma de sacarlo y tuvimos que taladrar el tornillo para luego poner otro que no era el adecuado pero podría servir hasta que le de una solución definitiva. La rueda seguía frenada y no sabíamos que hacer, pensamos en volver a casa y no montar y luego ir a casa a por la bici Cube de Belén y salir yo con su bici, cualquier cosa era un jaleo, aflojamos los pedales automáticos para ponérselos a la Cube de Belén y nos fuimos para cambiar de bici y empezar, pero como ya se nos había hecho tarde, cerca de las 10:00h. pensé en seguir con la Canyon, total después de 5 o 6 rutas frenado que más da una más y encima si íbamos los dos solos con la cámara de vídeo para grabar buenas bajadas y la cámara de fotos para echarnos unas risas.

Empezamos con la intención de repetir la ruta que había hecho el viernes con Jesús. David nunca había estado por las trialeras de Criptana y a mi aunque me parecieron duras y algunos tramos muy técnicos por otra parte es lo que toca, sufrir y aprender.

Cuando empezamos me gustó que a pesar de ir sufriendo mucho subí un par de cuestas sin bajarme de la bici como me pasó el viernes y aunque despacito iba tirando sin poner pie en tierra en las cuestas más duras. También algunas bajadas que me asustaron el viernes de hacerlas subido me tiré por ellas sin parar. Pero en una de ellas noté que el pié se me giraba en el pedal, fue la misma sensación que tuve hace un año subiendo el repetidor de Herencia que noté al perder un tornillo de la cala de la zapatilla, me bajé rápido y nada más desengancharme vi el problema. Estaba montando con el pedal flojo, se supone que iba a cambiar de bici y al cambiar de opinión no lo apreté, en pedal se estaba comiendo la rosca de la biela, y encima de la derecha, en la que van los platos. No gano para sustos.

Menos mal que llevo el mochilón, que ya no se si me pesa que la rueda la llevo frenada y todo lo que llevo encima, saqué las herramientas incluso una llave inglesa, aceite, juego de llaves allen, y al final con la ayuda de David el manitas se pudo solucionar sin que se rompiera nada.

Estando terminando y echándonos las últimas risas para guardar el arsenal de bártulos que llevo en la espalda apareció otro ciclista y al saludar dio un frenazo para comprobar que nos estábamos juntando 3 Canyon, la suya rígida y blanca, muy bonita y con algunas modificaciones que la han dejado según nos contó por debajo de los 10kg.

Nos dijo que iba solo y sin ritmo y que podíamos ir juntos, ir conmigo y con ritmo es incompatible y se lo expliqué pero aun eso decidimos hacer la ruta juntos, al fin y al cabo era él quien iba a esperar.

Se le veía además de más preparado, con la bici más cuidada y/o reparada además de conocedor de la zona sabiendo en que momentos había que cambiar para anticiparse a lo que nos venía en cada situación, cosa que agradecimos porque era una buena ayuda para bajar y subir mejor.

Luego pondré vídeos de las trialeras de hoy, primero llevaba David la cámara detrás de su bici grabando al último, a mi, y luego me la coloqué yo en el casco para desde la última posición ir grabando al resto.

El nuevo pronto se dio cuenta por el ruido que llevaba que a mi bici la pasaba algo, en realidad la de David está casi igual de mal pero el lo suple con más fuerza, y se puso a darme consejos sobre la bici.

Los consejos coinciden exactamente con los comentarios que me han dejado en la entrada del viernes con Jesús, que debo cambiar de llantas y poner unas más ligeras, tubules y de gama alta con buje de tres trinquetes, seguro que tiene mucha razón y mejoraría pero al final voy a tener que seguir dando pedales, la bici puede ayudar pero el ciclista tiene que saber y poder. Aunque ya son varios los que me han dicho que voy lastrado con las ruedas. Lo primero que hizo él fue quitar las NobiNick 2.25 que dice son ruedas de tractor, cambiar el buje, y ruedas completas, y ya por comodidad el manillar por uno más estrecho y plano y algún detalle decorativo.

Creo que es posible que si mejoro la bici, mejoro componentes, quito peso y cambio las ruedas lo debo notar, pero no creo que me merezca la pena a mi particularmente, por lo menos por ahora, cuando todavía hay alternativas como arreglar los frenos que van rozando los discos. O luego llevo media casa en la espalda.

Al regresar todavía tenía el nuevo compañero ganas de más y por no cortar yo el rollo subimos al cerro de San Isidro pero por una zona que no lo había hecho y tiene un par de trozos durillos en los que hay que apretar bien el pie para abajo, lavamos las bicis para dejarlas listas para llevarlas al taller y a casa.

El domingo que viene espero tener la bici arreglada porque nos hemos planteado hacer la tercera etapa de las 5 provinciales, para ir acostumbrando el culo a muchas horas en el sillín, a muchas horas pedaleando nos vamos a Albacete.

Próximo domingo Alcázar - Albacete y vuelta en tren.

2 comentarios:

El Silent dijo...

Ei, muy buenas, sigo el blog frecuentemente y venis para mi ciudad jeje, lastima que yo ese día yo salga para cortes,

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

Pues si, sería un placer saludar a conocidos a lectores del blog. En otra ocasión, pasaremos más veces por allí.