domingo, 29 de enero de 2012

Accidentada ruta de Alcázar de San Juan a Barrax

Hoy teníamos planteado un rutón de los nuestros para ir haciendo callo en las piernas y también en el culo y para ello habíamos pensado ir de Alcázar a Albacete, la tercera ruta Provincial de unir Alcázar con Ciudad Real, Toledo y ahora con Albacete por caminos.

Quedamos a las 8:00h. y tras saludar a los compañeros de Bike Friend que cargaban las bicis para irse a Villarrubia empezamos la ruta dirección a Arenales de San Gregorio.

A la altura de los molinos de Alcázar, llevaríamos unos 3 km, la bici de David empezó a fallar. David volvía a tener la rueda trasera mal y no podía dejar de dar pedales, tiene que volver a desarmar el núcleo y limpiarlo, sospechamos que uno de los trinquetes o quizá los dos tiene el muelle obstruido y no engancha, él deja de dar pedales pero el núcleo sigue girando por lo que la cadena se le afloja y se le queda colgando, en definitiva teníamos la opción de dar la vuelta pero por otro lado no queríamos ni dejar de montar el domingo, ni aplazar el reto, ni fastidiar el día ciclista, así que con algo de miedo decidimos continuar, el único problema es que David iba como en una bicicleta de spining no podía dejar de dar pedales ni un segundo, 150 km sin parar, sin descansar, sin dejar de pedalear, ni cuesta arriba ni cuesta abajo, ni siquiera para parar, tenía que parar poco a poco para que no se desenganchara el buje del núcleo.

Hasta aquí la dificultad técnica, pero luego teníamos una dificultad tecnológica, resulta que David no se pudo meter la ruta en su GPS, se la descargó en un formato que no reconocía su aparato, y el mío después de una actualización de la semana pasada iba haciendo zoom de forma automática y se ponía en 25 metros cuando normalmente lo llevo a 500, iba con tanto detalle que podía contar las cepas de las viñas en la pantalla del aparato, el resultado es que en cada cruce nos perdíamos y cuando veíamos que nos separábamos de la línea teníamos que dar marcha atrás. Al final antes de llegar a Socuéllamos decidimos parar, perder 10 minutos investigando por los menús y opciones y dar con el fallo para no volver a perdernos.

Por otro lado la ruta no iba mal, se supone que llevábamos el viento a favor o un poco racheado pero sin penalizar, yo no lo notaba pero cuando nos confundíamos y teníamos que retroceder notábamos el bofetón de aire en la cara, manteníamos un buen ritmo sobre los 25km/hora pero teníamos muchas paradas por culpa del GPS, la ruta, la bici de David.

En Arenales no paramos, aquí hacía un frío impresionante y no queríamos enfriarnos, esta mañana por quitarme bulto en vez del abrigo de bici me puse un forro polar fino encima de la chaquetilla y debajo de esta dos camisetas termales con lo que no tenia frío en el cuerpo, pero el forro polar tenía una capa de hielo fruto de la congelación del vapor de agua y sudor que se helaba.

En Socuéllamos si paramos, pasamos por la plaza a tomarnos un café, haciendo una parada rápida que se va pronto media hora como poco, David aprovechó para cambiar las pilas a su GPS que no las debía llevar cargadas del todo y se le gastaron pronto. Desde aquí continuamos dirección a Villarrobledo por un buen camino asfaltado paralelo a la vía del tren.

En Villarrobledo queríamos hacer una parada rápida, pasar al pueblo para ver la plaza, dar una vuelta y comer una barrita antes de seguir, el siguiente pueblo después de Villarrobledo era Barrax y estaba a unos 60 km de distancia. Desde Villarrobledo a Barrax no íbamos a pasar por ningún otro pueblo y era todo camino de monte bajo que no conocíamos. En la plaza de Villarrobledo había una manifestación o protesta por asuntos del hospital de allí, y cuando llegamos con las bicis con la cámara en el casco y todos los trastos que nos acompañan fuimos un rato el centro de miradas y cotilleos hasta que nos fuimos.

Desde Villarrobledo a Barráx teníamos el tramo más duro, primero porque picaba todo el rato para arriba, con ciertos sube y bajas, y después porque pasamos de ir por caminos cómodos a ir por caminos con más piedras y piedras sueltas, además eran muchos kilómetros sin conocer, sin saber lo que nos faltaba, en donde estábamos exactamente, etc. Hubo un tramo que el GPS nos marcaba un camino que no existía e intentamos rodear el sembrado, al final nos conducía a otro camino que nos separaba más aún de la ruta y decidimos cruzar pisando por las rodadas de un tractor para no hundirnos en el sembrado, fue un tramo duro de un kilómetro pero al terminar llegamos a otro camino que nos volvía a separar, comprobamos que nuestro camino marcado en el GPS estaba detrás de una valla y dentro de una finca, o dábamos un rodeo de narices o saltábamos la valla. Hicimos de escaladores y atravesamos la finca y al terminar y volver a saltar la valla por el otro lado tuvimos que descansar a comer aunque fueran una barritas, nos hicimos unas fotos y llamamos a casa para decir que íbamos bien y también a un amigo del blog que nos iba a esperar en Albacete para comer juntos.

Lo mejor y lo peor comienza justo aquí.

Resulta que llamo por teléfono a Alex que tiene un blog parecido a este y que al enterarse de nuestra aventura quería que nos conociéramos, y nosotros pues encantados. Le explico que no vamos a llegar a comer, que por lo menos hasta las 17:00 no llegamos a Albacete, aunque el tren lo tenemos a las 18:30h. Y nos dice que no importa que este día él había quedado con otro grupo ciclista y mientras ellos están con los postres nosotros comemos y nos conocemos. Seguimos tras 10 minutos de descanso y después de 15 duros kilómetros llegamos a Barrax, pasamos a un bar a tomarnos una Coca-Cola y comentar que nos quedan los 30 o 40 más cómodos kilómetros para llegar cuando me doy cuenta de que no tengo la cámara de fotos. Nos asustamos y le pido a David que siga a Albacete mientras yo me doy la vuelta, si llega uno al final llega el equipo, pero sin perder un segundo sale corriendo con su bici dirección contraria por si se ha caído por el camino que no la encuentre nadie, me quedo un rato colocándome casco, mochila, GPS y salgo a 5 minutos detrás de él, el día se empieza a complicar.

A todo esto me llama otra vez Alex y le explico lo sucedido y en vez de lamentar no conocernos se ofrece a venir a Barrax a por nosotros en coche para llevarnos a Albacete, primer detalle de categoría que tiene con nosotros, le explico que vamos separados y que lo consultaré con David, ahora estoy preocupado por la cámara y el tiempo se nos echa encima.

Me vuelve a llamar David y me dice que está mirando para atrás pero no me ve, resulta que se le han vuelto a gastar las pilas del GPS y va sin rumbo recordando por donde hemos pasado, por la conversación y teniendo alguna referencia de piedras y árboles nos damos cuenta de que se ha perdido, él va por otro camino sin GPS, por lo menos sabe volver a un cruce común de los dos, acordamos que se quede ahí parado mientras yo sigo para atrás hasta donde hicimos la última foto y luego al regreso me junto con él para volver a Barrax ya que en este tiempo le he adelantado y no nos hemos visto.

Me vuelve a llamar Alex para interesarse y me dice que viene con un coche para recogerme y llevarme a la estación de Albacete y si tardan más tiempo en encontrar a David y no llega al tren que se queda a dormir en su casa, este detalle ya es de categoría superior, una amabilidad infinita.

A todo esto yo había llegado al final del camino, había ido muy lento, parando con las constantes llamadas de teléfono de David y de Alex, con el aire totalmente en contra, con más de 130 kilómetros en las piernas, casi sin comer, desmotivado, y mirando despacio por todo el camino y cunetas por las que había pasado y no nos habíamos cruzado con nadie pero la cámara no apareció.

Volví para Barrax al encuentro de David y al mismo tiempo volver a mirar y buscar la cámara de fotos, la llevaba en una funda de tela/plástico enganchada con dos bridas al manillar, me resultaba más cómodo que llevarla en la mochila o en un bolsillo de la chaqueta, en el manillar con bridas colgando en cualquier momento freno, la saco de la funda hago la foto y sigo en un minuto tengo la foto que quiero, pero en la mochila me cuesta quitarme la mochila, buscarla en un bolsillo, hacer la foto, volver a guardarla, volver a colgarme la mochila.... un follón de 5 minutos para una foto. En teoría la voy viendo todo el rato, si se cae la debo oír o incluso golpearme en la pierna o pie al dar pedales, es imposible que se caiga y no me de cuenta, o eso creía yo hasta hoy.

Al juntarme con David me vuelve a llamar Alex y me dice que precisamente con el grupo con el que había quedado hoy para montar son de Villarrobledo por lo que van a parar en Barrax, recogernos con sus coches y furgonetas y llevarnos a Villarrobledo, y allí poder coger el tren. Lógicamente a Albacete ya no nos daba tiempo a llegar, ni a la hora de salida del tren ni de día, en una hora se nos iba a hacer de noche y nos falta mínimo una y media para llegar, y solo media para que saliera el tren.

Llegamos a Barrax cansados con 145 km en las piernas y 700 metros positivos, comiendo solo unas barritas y frutos secos, desilusionados por no haber llegado a Albacete, por regresar con la pérdida de la cámara de fotos, y peor aún con las fotos familiares de más de un mes, y al mismo tiempo con la alegría de ser ayudados de forma desinteresada por amigos virtuales a los que aún no conocemos pero pronto lo haremos.

El próximo domingo dicen que nevará en la zona y además no voy a poder montar por un viaje pero el siguiente si no hay nada que lo impida, lluvia, nieve o algo similar volveremos a intentar llegar a Albacete, si no hubiera sido por todas las odiseas que nos sucedieron hubiéramos llegado sobradamente. También tenemos ya diseñadas las rutas de Cuenca y Guadalajara y en contra de lo que pensábamos es más dura la de Cuenca que la de Guadalajara. Es nuestro reto y cueste lo que cueste lo terminaremos.



Pensé en poner un botón de donativos al blog para subvencionar una nueva cámara de fotos entre todos y poder seguir ilustrando las historias que nos pasan, que no son pocas, pero en previsión de que serían pocos los contribuyentes voluntarios he decidido seguir la consigna de otros veteranos ciclistas, comprar caro para no tener que comprar dos veces, o como le decía la madre a un compañero, "hijo, compra caro que somos pobres".

Para rematar al dejarnos en la estación de Villarrobledo nos dijeron en la estación que había habido un sabotaje, robo o atentado en Alicante y habían suspendido o retrasado el tren, pensábamos que ya nada nos podía salir peor y resulta que estábamos tirados en la estación del tren pero sin tren, al final en casa escuchamos en las noticias que habían robado el tendido electrico que va por encima de los trenes y por eso habían puesto autobuses de Alicante a Albacete y suspendido algún tren hasta que arreglaron el problema.

5 comentarios:

alex dijo...

Buenas tardes caballeros:
A grandes rutas... grandes fracasos, pero ¡Cuantos quisieran haber intentado vuestra aventura¡.
Como decía Machado, con el tiempo, hasta los peores recuerdos se hacen buenos y en eso estamos, en vivir cada día lo mejor que podamos, con lo bueno y lo malo.
Tras leer la entrada veo que este domingo no se puede rodar. De todos modos, como dentro de dos domingos cuando la hagaís trabajo por la mañana, teneís asegurada la ducha y la comida en Albacete.
Un saludo y adelante.

alex dijo...

Y respecto a la cámara, llamaré a la Guardia Civil de Barrax y pondré un mensaje en el foromtb por si las moscas.. Quien sabe?

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

¡¡Detallazo!! como sigas haciendo cosas por nosotros vamos a tener que llevar una furgoneta llena de tortas de Alcázar, no nos van a caber en la mochila.

Muchas gracias, y cuando vengas por Alcázar ya sabes de dos que te van a dar cobertura en lo que necesites.

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

En una ocasión tuve la precaución de hacer una foto a un folio con mi teléfono y dirección de mail, por si alguna vez se me perdiera la cámara se pudieran poner en contacto conmigo, esta foto siempre la dejaba y la tenía tanto en la tarjeta SD como en la memoria interna, cualquiera que se la encuentre puede identificarme y ponerse en contacto conmigo.

Mondoshawan dijo...

Una lástima lo de la cámara, a ver si hay suerte y aparece. Las imágenes de la Gopro de David me encantan. A ver si llega el buen tiempo y os acompaño en alguna.