viernes, 16 de noviembre de 2012

Paseo en bicicleta a La Alameda de Cervera.

Contando con que Belén está lesionada y la han mandado 15 días de reposo, que el sábado anuncian lluvias en prácticamente toda España y el domingo igual que el sábado, hoy tenía que salir y además con la bicicleta después de un mes sin tocarla para ver que tal las sensaciones.

He salido con la intención de dar un corto paseo a La Alameda de Cervera y luego he avanzado un poco más hasta el canal del Guadiana.

Las sensaciones han sido malas, al principio la ida la he hecho con viento en contra, encima nada más empezar voy más cansado hasta que cojo el ritmo y caliento las piernas. Intentaba apretar y hacer fuerzas para no disminuir la velocidad y notaba como se iban cargando los cuádriceps.

A la vuelta el aire debía llevarlo a favor pero estaba hasta las narices de dar pedales y querer mantener el ritmo así que me esforzaba por no bajar la velocidad.

Por no ir ningún trozo por la carretera crucé la vía a la vuelta con la bici a cuestas, he visto la velocidad a la que pasan los trenes y hay que tener cuidado, mirando bien a ambos lados no tiene que ser peligroso pero un despiste te puede dar un gran susto.

La ruta ha sido muy corta, 45 kilómetros, y pensaba que al andar y no estar parado no iba a notar tanto el no montar en bici pero si que lo he notado, tengo las mismas sensaciones que hace dos meses después de hacer 150 kilómetros.

También vengo observando desde hace ya tiempo, pero cada vez más, que hacer deporte solo, como antes si hacía, no me atrae nada, pongo muchas excusas. Hoy he salido solo presionado por no poder hacer nada el sábado y domingo y entre semana ya he recurrido hasta a los niños para que me acompañen al parque a dar unas vueltas corriendo.

3 comentarios:

César dijo...

Como me suena eso todo que cuentas, ya que yo despues de casi un año de inactividad y con unas lesiones que no se me dan curado, comienzo una nueva andadura para intentar retomar la forma fisica, que tenia antes de lo sucedido, pero que a parte de la pereza, la cuesta se me hace arriba de narices.

Como puedes observar sigo vivo, intentando recuperarme lo mas posible y aunque cuesta, la cosa va bien, aunque esta llevando mas tiempo del que me gustaria y del que he imaginado.

Veo que seguis igual de aventureros que siempre, eso a parte de sano es muy buena señal.

Un abrazo.

Francisco Belinchón Zaballos dijo...

Ánimo que estoy seguro que tu puedes, si eres de no parar, márcate un reto y empieza a intentar conseguirlo desde ya, aunque ahora parezca imposible en un tiempo será una simple experiencia.

Este verano o el próximo quizá nos veamos así que ves entrenando.

César dijo...

Pues si el reto, es la recuperacion y esta casi conseguida, aunque quedaran algunas secuelas, lucho dia a dia para que sean las minimas. Acabo de llegar del hospital, hoy me han hecho una pequeña intervencion en la rodilla, para ver si recupero del todo, o al menos un poco de una de las lesiones que todavia quedan activas, ahora unos dias de reposo y despues vuelta a la recuperacion, que viendo las rutas que os marcais, ya me dais envidia (sana por supuesto) ;)

Pues nada, con los brazos abiertos se os espera por estas tierras y a esta si que no falto!!

Un saludo!!!