viernes, 17 de febrero de 2012

Ruta con dedicatoria. Desde Alcázar con amor.

Leí en internet, no recuerdo la página, una noticia que decía que un chaval de California había dedicado una ruta en bici a su novia la cual se había ido por motivos laborales a Toronto, este chico quería demostrarla con la bici lo que se acordaba de ella y tuvo una original idea.

Él había hecho una ruta por las calles de California dibujando con el track un corazón casi perfecto haciendo "escaleras" por las calles formando un corazón con una forma y tamaño ideal pero con apariencia muy pixelada, yo me pregunté si un tío que vive en Alcázar de San Juan con una mujer también en Alcázar de San Juan podía hacer algo similar utilizando caminos y sin tener que mandar a mi mujer a Toronto, más que nada por ahorrarme el billete de avión.

El resultado ha sido esta "ruta de los enamorados" para hacer todos los 14 de febrero o cuando te de la gana, pero no subirla, publicarla o enseñársela a nadie y en ningún sitio, y justo ese día en el que tu mujer te dice que está hasta las narices de ver como te vas con los amigotes a montar en bici y ella mientras está en casa con los rulos, la bata, las zapatillas de felpa, los niños chillando, cosiendo jerseys de lana con ochos en el pecho y todo esto con una sartén en una mano, la otra apoyada en la cadera y a sus pies hay una caja con botes de aceite, desengrasantes, llaves de allen, guantes sin dedos, y alguna cosa más... pides un receso de 5 minutos y subes esta ruta para decirla que cada vez que montas en bici tu corazón y el destino te guía por los caminos pensando irremediablemente en ella, cada vez que sales a la calle con la bici no sabes como lo haces pero tu respiración te hace girar por los caminos para recorrerlos de forma que todos los pájaros vean que estás enamorado, aquí verás como va soltando la sartén en la caja, cambiando la cara por una sonrisa y mirándote de otra forma, y quizá con un poco de suerte ese no sea el final... pero eso ya es otra historia.

La ruta es de 70 km más el desplazamiento de ida y vuelta al origen de la ruta, las paradas, beber agua, descansar, etc... me ha costado 4 horitas llegando ya de noche, como ya me imaginaba que me pasaría eso llevaba el foco con su batería para los últimos 10 kilómetros ir bien iluminado. En el sentido en el que he hecho la ruta solo se pasa por Criptana al final de la ruta así que en verano mejor llevar agua de sobra.

Cuando llegué a los Molinos de Criptana ya quedaban pocos minutos de luz, pero también pocos kilómetros.

Como el diseño del track lo hice desde el ordenador me encontré con tres caminos que no existían, uno era el curso de un río que intenté seguir al estar seco pero el fondo era arenoso y tuve que salir y cruzar un sembrado con la bici a cuestas, en otra ocasión tuve que ir circulando sobre las rodadas de un tractor para no hundirme en otro sembrado que había donde me marcaba camino y otro valoré la opción de rodear mirando primero que no rompiera el diseño de la ruta.

La ruta no pasa por caminos bonitos, no tiene importantes subidas, pero el dibujo del track es original.

1 comentario:

alex dijo...

Ole tus "guevos". Eso es tener clase y lo demás son tonterías.