domingo, 23 de octubre de 2011

Vía Verde del Aceite. (Jaén).

Empezamos el mes haciendo nuestra primera Vía Verde en el Tajuña y casi lo terminamos haciendo otra, la segunda.

En esta ocasión en Jaén, para hacer la Vía Verde del Aceite. Desde Jaén hasta Alcaudete, exactamente en el embalse de Valdomojón que ahora después de tanto tiempo sin llover estaba algo seco o le faltaba agua. Y pasado Alcaudete esta Vía Verde continúa con la llamada Vía Verde de la Subbética.

Pero hacer los dos tramos y volver supondría pedalear casi los 200 kilómetros y eso ya empieza a ser una barbaridad para casi todos. Así que con los 55 de ida más los 55 de vuelta del tramo llamado "del Aceite" teníamos más que suficiente.

Esta Vía está cuidada en su recorrido, no tanto como la del Tajuña que es un carril bici en el campo pero es muy cómodo, la única dificultad de esta ruta es aguantar 110 kilómetros y hacerlo a la velocidad adecuada a cada uno.

Antes de empezar los entrenamientos de subidas y subidas, y empezar a coger odio a la bici queríamos pasar otro domingo con las chicas y las bicis y además superar su propio record, los 94 de Belén en la otra Vía y los 92 de Carolina en el viaje a Ciudad Real y las dos superaron e igualaron su record dejándolo en los 113 que hicimos hoy. Además en 6 horas y media y con solo 1:20 de tiempo parados y una media en movimiento de 22 km/hora, además de desnivel tampoco estaba tan mal que incluía 581 metros positivos, algo muy aceptable si no estás acostumbrado a las subiditas, ya que aunque no había ninguna cuesta con pendiente para plato pequeño ni siquiera para los piñones más grandes (max 7% de desnivel) si había suficientes subidas como para sumar los 581 metros.

Se formó un grupo grande, de más de 30 personas de Alcázar de San Juan conocidos ya de otras quedadas y todos aficionados a la bicicleta y decidieron ir en un autobús y llevar muchas de las bicis de todos en una furgoneta grande y otras con un carrillo en otra furgoneta más pequeña pero además de que no cabía todo el mundo en el autobús alquilado y nosotros fuimos los últimos en apuntarnos, y aunque finalmente hubo unas bajas y si hubiéramos cabido, preferimos ir en nuestro coche por si sufríamos más de lo previsto y nos teníamos que dar la vuelta antes. O parar más a descansar y no perjudicar al resto del grupo teniendo que esperarnos. Era mucha distancia para Carolina y Belén y aunque sospechábamos que, después de la ruta de la semana anterior a Ciudad Real con 92 km por peores caminos que hoy, si lo iban a lograr no queríamos retrasar a un grupo ya formado, y de este modo no arriesgábamos.

La ruta estuvo bien, el paisaje nos gustó más el que vimos en el Tajuña, aquí básicamente eran olivos, más olivos y más olivos, comparando las viñas que hay en la mancha con los olivos de Jaén en realidad son 4 plantas comparados con la cantidad de olivos que hay aquí, que barbaridad, no se ve ningún otro cultivo.

La ruta la hicimos a un ritmo muy aceptable, alguno podría ir más rápido, otros hubieran preferido algo más despacio, pero en general todos llegamos juntos al final, hubo una retirada, dos abandonos por calambres y yo se que es eso en mitad de una prueba y lo mal que se pasa, y una pájara que dejó sin fuerzas a otro.

Al llegar al punto de vuelta paramos a comer la típica barrita, beber un poco de agua y hablando de si hacíamos una foto y como la hacíamos para poder salir todos, aproveché para sacar el trípode que suelo llevar, menos en las cicloturistas que ya me dejo en el coche en las salidas normales tranquilas, independientemente de la distancia, o con quien vaya, siempre llevo el trípode en la mochila.

Así que aquí estamos todo el grupo que llegamos al final del tramo antes de darnos la vuelta a Jaén, precisamente en este punto comienza la siguiente Vía Verde llamada la Subbética. Según he contado y si no me he confundido 30 ciclistas.

A nivel de incidencias solo dos pinchazos a un mismo ciclista, la verdad es que llevaba muchas papeletas para que le pasara algo, saliendo con un alambre clavado en la llanta más lisa que la que yo tiré la semana pasada, con cámara sin líquido sellante, sin banda de kevlar, y todavía sin llover y aún con abrojos punteagudos por los caminos.... si me lo pusieran así de fácil en la primitiva sería como darte el premio gordo y bote acertando solo 3 de 49 números pero marcando 15.

La primera vez puso la cámara de reserva que lleva todo el mundo pero para la segunda alguien se tuvo que dar la vuelta para prestarle una, David más manitas y con más experiencia en esto ayudó y entre los tres y el de la cámara de fotos pronto cambiamos la del primer pinchazo.

También hubo unas personas que cuando se quedaron descolgadas se equivocaron de ruta e hicieron algún kilómetro más hasta que se dieron cuenta y eso que la organización estuvo realmente bien para no ser un grupo "profesional", con siempre uno o dos en la cabeza del grupo para ir marcando el ritmo y frenar o acelerar cuando tocaba y uno detrás comunicado con un walky-talkie para acompañar y ayudar a los más rezagados.

Cuando regresamos a Jaén en el techo del coche seguían estando los tornillos que se había dejado David de sujetar su bici a la baca del techo, buena gente la de Jaén que no tocó lo que no era suyo, tampoco era un billete eran 4 tornillos pero nos podría haber complicado el regreso teniendo que meter la bici completa dentro del coche o teniendo que pedir ayuda si nos hubieran faltado los tornillos.

Cargamos las bicis en el coche, nos cambiamos un poco, quitado las calas, y maillot por un chandal y unas deportivas, y nos fuimos a comer a un restaurante con el que ya habían concertado la comida.

La comida estuvo bien, un menú con sus tres primeros a elegir, sus tres segundos a elegir, postre y café.

Todo amenizado por los 4 de siempre y de los nuevos compañeros super simpáticos con los que hablamos y nos contaron cosas de ciclismo, bicicletas y ciclistas de Alcázar.

Puse cara a algunos de los que leen el blog y también vi en persona a gente que había visto en otros foros y páginas.

No siempre se tiene tiempo y es compatible salir con tanta gente, de niveles tan distintos, horarios, tiempo, etc. pero de vez en cuando es agradable montar en bici y que no sea solo o con otro.

2 comentarios:

Belén dijo...

Me lo pase súper bien, la gente encantadora muy buen compañerismo y organización, la ruta muy bonita y la comida también bien. Me encantaría repetir la experiencia. Un saludo para todos los que ven el blog y....encantada de haberos conocido.

CGT Alcázar dijo...

Muy bueno el resumen de la ruta. Como tú dices, también ví y conocí a gente que había visto en otras páginas.
Muy bonita la jornada que pasamos tantos aficionados de Alcázar al ciclismo.